13 de abril de 2017

Palabras clave


En uno de los blogs que sigo me encontré con una idea que me pareció muy buena.
Como los niños a veces se confunden y no saben qué operación aritmética tienen que hacer para resolver situaciones concretas, pues se proponía elaborar una lámina (luego he visto más versiones en internet) con palabras clave que dieran pistas a los peques de lo que tenían que hacer.

Cada vez que en un problema aparecen palabras como unir, juntar, añadir, me dan, me regalan... entonces hay que sumar.
Si veo palabras como quitar, gastar, perder, regalar... entonces tengo que restar.
Si hay que repartir o hacer grupos de cantidades iguales, lo correcto es dividir.
Y si hay que sumar varias veces la misma cantidad, quiere decir que estamos multiplicando.

Al principio me pareció tan útil que enseguida pensé en hacer una de esas láminas de palabras clave para B.
Pero después lo pensé mejor.

Si ante una situación real o inventada un niño no sabe qué hacer para resolverla, entonces es que no ha entendido el concepto que hay bajo cada operación o la necesidad de hacer una cosa u otra.
Si mi hijo necesita una lista de palabras clave para saber si tiene que sumar o restar, entonces es que no está comprendiendo la situación que se le presenta.
Tendremos a niños que en vez de tratar de comprender, se pondrán a buscar palabras concretas en el enunciado. ¿Y qué pasa si la palabra que aparece en la pregunta no es ninguna de las que hemos puesto en nuestra lista?

Al final he decidido no hacerlo.
Me parece importante entender que multiplicar es sumar varias veces el mismo número y cosas así. Pero una lista de palabras clave para cada operación creo que puede volver todo demasiado mecánico y con poco espacio para razonar y descubrir por uno mismo.

¿Qué opináis? ¿Lo veis útil?



6 comentarios:

  1. yo tampoco lo haría. No sé donde una vez leí que sumar no es siempre añadir. Además puedo repartir y necesitar restar porque si no reparto a partes iguales. Por ejemplo reparto mis caramelos y le doy 4 a mi amigo y 2 a mi amiga. Si yo tenía 8 cuantos me quedan? Aquí tengo que restar..... Si vendo un libro por 8 € ¿tengo que sumar o restar? Dependerá de si quiero contar los libros o mi dinero....... Si gasto 8€ para comprar dos cromos ¿Cuantos cromos tengo ahora si antes tenía 6? Si el gobierno quita el impuesto tal ¿tendré más o menos dinero?...... creo que todo depende de cómo se mira y tal como dices, automatizar estas cosas hace que dejan de pensar realmente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Has puesto ejemplos muy claros de que lo importante no es buscar palabras concretas, sino entender las situaciones y lo que necesitamos averiguar.

      Eliminar
  2. Hola Maribel. En el cole de los mellizos siguen un método parecido a ese de palabras clave. Como utilizan un método de cooperación para todo, se juntaron todos los profesores de primaria de 1º a 6º y elaboraron un método común para la resolución de problemas, hacen un subrayado en rojo para una parte del problema y otra en azul para la otra, que creo que es donde está la pregunta. Después van a las palabras claves para ver qué operación hay que hacer. Tal vez sea un poco mecánico y cuadriculado y tal vez no sirva para todas las opciones. Pero he observado que ellos tienen un método muy definido de resolución de problemas, siguen los pasos y no se quedan bloqueados ante el enunciado. Yo por ahora estoy contenta, pero claro yo pequeños, cuando las cosas se compliquen no se si servirá.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo he visto en mi hijo que cuando seguimos el libro de texto tiende a actuar de forma mecánica. Por ejemplo, si tiene una página de ejercicios en los que hay que dividir, esa es la operación que va a querer hacer en todos; y si le cuelas en medio un problema de multiplicar es posible que al principio no se dé cuenta y siga dividiendo.
      Por eso, al menos para nosotros, me interesa más que razone en vez de actuar de forma tan mecánica.

      Eliminar
  3. mmmmmm No estoy segura de lo que sería mejor.
    Por un lado me parece buena idea pero por otro creo que puedes tener razón. Quizá el usar esas palabras clave estaría bien un poco más adelante, cuando ya domine más o menos todas las operaciones. Creo que ese método es típico de un colegio, que a veces parece más buscar el que hagan las cosas correctamente a que aprendan a hacerlas.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nosotros para matemáticas usamos libro de texto a modo de guía y veo que se trata demasiado de resolver correctamente las diferentes operaciones sea como sea.
      La lista de palabras me parece útil, por ejemplo, para aprobar exámenes.
      Pero justamente me planteé la cuestión de qué pasa si en la pregunta aparece una palabra que justo yo no he puesto en la lista. ¿Y si se acostumbra a buscar pistas en vez de pensar?
      Bueno, ahí surgieron mis dudas.

      Eliminar

¡Gracias por tu comentario!

PDF